El segundo viernes de octubre se celebra cada año el Día Mundial del Huevo, un evento que está dedicado a difundir las propiedades de este alimento y su importancia en la nutrición humana, que se conmemora en más de ochenta países de los cinco continentes.

Las propiedades del huevo como alimento lo convierten en un auténtico tesoro alimentario y le han hecho merecedor de ser celebrado cada año a escala internacional, un privilegio que comparte sólo con un reducido grupo de alimentos.

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

El escritor Michael Rhulman resume de manera excelente su valor en este fragmento de su libro dedicado al huevo: «El más grande de todos nuestros alimentos: el huevo combina belleza, elegancia y sencillez, un milagro del diseño de la Naturaleza y, como alimento, un botín. Los huevos, que contienen todos los nutrientes necesarios para crear vida, ofrecen a nuestro organismo una potente combinación de proteínas, aminoácidos, ácidos grasos, antioxidantes, minerales y vitaminas, una combinación que ningún otro alimento puede igualar. «

 

El hecho de que el Día Mundial del Huevo se celebre en todo el mundo es indicativo de la universalidad de este alimento, que está presente en la cultura gastronómica de casi todos los pueblos del planeta. En efecto, el huevo protagoniza un gran número de platos de todo el mundo con raíces muy profundas en las tradiciones culinarias y que tienen una gran significación social para culturas muy diversas. Su versatilidad hace que esté presente en las preparaciones más sencillas y también en las más sofisticadas.

Desde la Federació Avícola Catalana han decidido celebrar el Día Mundial del Huevo distinguiendo seis especialidades elaboradas con huevos que son auténticos referentes en sus respectivas culturas y que, a veces, traspasan las fronteras políticas y sociales creando vínculos entre pueblos muy diversos.

 

Shakshuka

El Shakshuka es un plato que se elabora con huevos escalfados en una salsa a base de tomate. Su nombre proviene del árabe y significa «mezcla».

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

 

Se cree originario de Yemen o del Imperio Otomano y ha pervivido en la cocina de diversas culturas estando presente, con variaciones, en los pueblos del Magreb y de Oriente Medio.

 

Es una especialidad compartida por las culturas de origen árabe y por el pueblo judío, siendo uno de los platos más populares de su cocina.

 

 

Full English Breakfast 

Uno de los legados más importantes del imperio británico es su desayuno, que los ingleses exportaron como parte de la cultura anglosajona.

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

 

Desde Estados Unidos hasta Australia, un desayuno no es tal si no contiene una generosa ración de huevos, escalfados, revueltos, pasados por agua o fritos.

Tal es el valor que esta cultura da al huevo como alimento imprescindible para la primera  –y más abundante– comida del día.

 

 

 

Huevos de los cien años

Quien haya probado los huevos de los cien años chinos, a buen seguro, no olvidará la experiencia. Sin duda, esta especialidad, que también recibe el nombre de huevos centenarios, es un alimento con gusto adquirido. Es originario de China y se elabora con huevos de pato, pollo o codorniz que se conservan en una mezcla de arcilla, ceniza, sal, cal viva y cáscaras de arroz durante un periodo de tiempo que puede ir de varias semanas a unos cuantos meses.

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

 

Esta técnica, que se creó para preservar los huevos durante las épocas de abundancia, produce cambios en la textura, el color y el aroma del huevo, que adquiere un sabor intenso y muy particular. Los huevos de los cien años se consideran un manjar muy especial en China, a menudo son el primer plato de los banquetes de boda y en las casas se ofrecen a los invitados como agasajo, especialmente durante el Año Nuevo chino.

 

 

 

Tortilla de patatas

Con cebolla o sin cebolla, la tortilla de patata es un referente de la cocina de España y uno de sus platos más conocidos internacionalmente, con el nombre de tortilla española. Para ser tan famosa, es una especialidad relativamente moderna que se elabora con un ingrediente del Nuevo Mundo, la patata.

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

 

Su origen se sitúa en la población extremeña de Villanueva de la Serena, donde a finales del siglo XVIII se preparaba una mezcla de huevo y patatas como alimento económico y nutritivo para combatir la hambruna que asolaba en Europa en aquella época. Hoy, la tortilla de patata está introducida en toda España y es la especialidad estrella de las tapas en los bares, de los picnics en familia y de las comidas informales.

 

 

Doro wat

El plato nacional de Etiopía es un estofado picante de pollo y huevos duros que se llama doro wat. Su origen es muy antiguo y también está presente en gran parte del cuerno de África, cuna de la Humanidad.

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

 

En el caso de Etiopía, esta especialidad tiene un carácter transversal, ya que casi todas las tribus y religiones la han incorporado a su cocina y sus costumbres. El doro wat se come a menudo de forma comunal, normalmente en días festivos y los cristianos lo hacen siempre en Semana Santa para romper el ayuno de la Cuaresma.

 

 

 

 

Tamagoyaki

La caja Bento es el nombre que recibe la fiambrera que los japoneses llevan cada día en el trabajo y a la escuela con su comida, y que es famosa internacionalmente por sus sofisticadas elaboraciones y la delicadeza y originalidad con que se disponen los alimentos.

El huevo, un alimento presente en las culturas gastronómicas de todo el mundo

Un elemento que no suele faltar en las cajas Bento es la tradicional tortilla japonesa, el tamagoyaki, que es similar a la tortilla francesa y que puede ser salada o dulce. Se hace cociendo los huevos batidos en una fina lámina en una sartén rectangular y antes de retirarla se enrolla formando un cilindro aplanado. Una vez hecha se corta en porciones iguales. Además de formar parte de las combinaciones de las cajas Bento, también se hace sushi con ella, utilizándose de la misma manera que los filetes de pescado en los nigiri.

 

 

 

Fuente: avicultura.com

Fruto de nuestra curiosidad por querer estar enterados de lo que sucede en el mundo avícola en todo el mundo, una noticia leída en la prensa del Reino Unido ha llamado nuestra atención:

«Tesco, la mayor cadena de supermercados del Reunido Unido – el 27,8 % de este mercado – vuelve a vender huevos blancos

La noticia, en sí, poco más dice, aparte de informar que:

  • estos huevos han regresado a los lineales de Tesco después de 40 años de ausencia,
  • ello ha ocurrido al iniciarse el confinamiento por el coronavirus y se ha afianzado en este período,
  • el precio de venta en esta cadena es de 1,00 € los estuches de media docena,y de 1,90 € los de una docena,
  • su procedencia es de una de las pocas granjas que los producen, que antes del confinamiento los estaban vendiendo a una cadena de restaurantes, ahora cerrados,
  • el censo actual de las gallinas productoras de huevos blancos en el Reino Unido de estima entre 250.000 y 300.000 cabezas.

Hasta aquí, la noticia, de la que ya no reproducimos otras especulaciones periodísticas sobre el carácter de las gallinas de estirpes blancas, como su mayor docilidad en comparación con las de huevos marrones, su menor agresividad, etc.

Y ya que, pese a habernos ocupado del tema del color de la cáscara del huevo en un artículo nuestro de hace poco (*), las motivaciones económicas que pueden afectar a la decisión de producir un tipo u otro son un tema de otra envergadura, creemos conveniente hacer un breve repaso del mismo.

UN REPASO DE CONCEPTOS BÁSICOS

Ciñéndonos a la producción de huevos de las granjas «industriales», con predominio, por el momento, de la explotación en batería, pero incluyendo también las “alternativas” – llámense de producción en suelo, camperas o ecológicas -, todo avicultor se enfrenta a dos opciones:

  • la de huevo blanco
  • la de huevo de color.

Una posible variante de este último es la de intentar producir un huevo con una diferenciación geográfica determinada que, además, se caracterice por una distinta tonalidad de la cáscara. Como ejemplos, en España, tendríamos a la raza Prat, productora de unos huevos de cáscara de tonalidad «crema» y, en el extremo contrario, a las razas Penedesenca y Empordanesa, con huevos de cáscara de un color marrón-rojizo.

¿Pueden volver los huevos blancos?Esta última situación también ocurre en los Países Bajos, de utilizar unas gallinas de la raza Barneveld, mientras que un caso diferente sería el de Chile, de desear producir huevos con una cáscara azulada-verdosa, propios de la raza Araucana – hoy denominada Mapuche, aun dentro de su muy variada heterogeneidad genética – . Pero en todo caso habrá que considerar que, hoy por hoy, la falta de una adecuada mejora genética en la mayoría de estas razas las hace mucho menos interesantes para la puesta que las otras aves de color a las que nos referiremos.

Por tanto, la elección del tipo de huevo a producir se basará en la genética del ave, de la que depende, única y exclusivamente, el color de su cáscara. Recordaremos pues que al nivel «industrial» actual al que nos referimos, unos huevos y otros los producen:

  • el blanco, las aves de raza Leghorn – la original Livorno italiana -, procedentes en todos los casos de cruces de estirpes de la misma, unas aves pequeñas, de plumaje blanco, cresta grande y tarsos amarillos, caracterizándose productivamente por una puesta muy elevada y un bajo consumo de pienso,
  • el marrón, las gallinas con base en las razas New Hampshire y/o Rhode Island, de origen norteamericano, de plumaje de color, cresta pequeña, etc., unas aves antes conocidas como «semipesadas» a causa de tener un tamaño algo mayor que las anteriores, a lo que acompaña un consumo de pienso también algo más elevado, pero compensado con un tamaño superior del huevo.

(*) Ver “En el huevo, la apariencia cuenta”, en SA julio 2019.

La discusión en torno al tipo de huevo que más puede interesar producir data de hace muchos años, sin que se haya resuelto de forma definitiva ya que hay argumentos a favor de uno u otro. A nuestro juicio, la resumiríamos en este consejo: «producir lo que pida el mercado», bien sea el llamado «huevo cáscara» – el de consumo tal cual, a nivel doméstico o en restauración – o bien el “industrial” – para elaboración de ovoproductos -.

 

DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES

Esta opinión la justificamos al realizar un examen de los mercados de distintos países. Así, vemos que en tanto en Estados Unidos prácticamente todo el huevo es blanco salvo en una pequeña zona de New England -, así como en China el mayor productor mundial -, en Méjico – el de mayor consumo de huevos “per cápita” – y en algunos otros países latinoamericanos, mientras que, dentro de la

Unión Europea, los Países Bajos, Dinamarca y Alemania también se inclinan por este tipo. En cambio, en otros grandes productores de la UE, como son el Reino Unido, Francia, Italia y España el huevo predominante es el marrón, que también es el preferido en Irlanda, Portugal, etc. con cuotas del mercado del orden del 90-95 % del total.

El caso español vale la pena destacarlo porque en 1988 se estimaba que el 45 % de la producción de huevos era del tipo blanco, mientras que a lo largo de los 20 años siguientes la de los de color fue creciendo hasta llegar a representar alrededor del 90 % del total. Sin embargo, es curioso que actualmente sigamos basarnos en este mismo dato, procedente de las plantas de incubación del país, aunque no conocemos ningún estudio en el que se haya profundizado en ello…

Más adelante insistiremos sobre esto para ver las causas de tal cambio, aunque aquí también conviene recordar las ciertas diferencias que existen dentro del país. Por ejemplo, en España, mientras que en el Centro-Sur, origen de las gallinas de la raza Castellana, productora de huevo blanco – aunque hoy de presencia testimonial -, se acepte bien el de este tipo, al lado del marrón, en todo el Norte y Cataluña aquel sea raro encontrarlo en los mercados.

 

DIFERENCIAS DE IMAGEN

En la discusión acerca  del tema lo primero a destacar es que ambos tipos de huevos son idénticos en cuanto a sus características organolépticas y nutricionales. Por tanto, todo intento de hacernos creer que el tipo marrón es mejor o «más gustoso» que el blanco es falso, obviamente siempre que comparemos dos huevos de igual tamaño, frescura, etc. Pero otra cosa es el intentar desterrar esta absurda creencia de muchos consumidores ….

De todas formas, no podemos negar que la imagen de los huevos de color suele asociarse a la producción de unas gallinas camperas, alojadas en un sistema de semi-libertad y consumiendo productos «naturales», en contra de los denostados piensos compuestos con los que alimentamos a las aves de granja. Por esta sola razón, el consumidor, en general, ya está dispuesto a pagar una cantidad superior por los huevos marrones que por los blancos.

Un punto a considerar que puede justificar, en parte, la gran diferencia entre Estados Unidos y España – y la Unión Europea en general – es la práctica del lavado del huevo, que allí se lleva a cabo, de forma sistemática, con la totalidad de la producción, con el fin de reducir la posible contaminación bacteriana de la cáscara, algo que en ésta se halla prohibido. Debido a ello, las posibles manchas de suciedad, las marcas del alambre de las jaulas, etc. que puede haber en la cáscara de los huevos blancos producidos en Estados Unidos quedan eliminadas, mientras que en la Unión Europea resultarían visibles, lo que no sucede aquí con los huevos marrones, en los cuales pasan disimuladas.

Otro aspecto es el  actual de la “sostenibilidad” de la producción, este concepto tan actualmente debatido, con el cual, por ejemplo, se ha querido justificar la imagen que ofrecen, por ejemplo, los huevos de una granja neerlandesa, puesta en marcha hace pocos años, productora de huevos blancos, que se califica por producir una mínima huella de carbono. Su argumentación para ello se basa en un conjunto de circunstancias, como son la salida de las aves a una veranda y un parque provisto de arbolado, el disponer de energía fotovoltaica, una alimentación especial con algunas materias primas locales, el que los machitos blancos hermanos de las pollitas no se hayan sacrificado de recién nacidos, el bajo consumo de pienso de la línea genética utilizada, etc.

Sin poder negar que todos estos argumentos tienen una sólida base, si a ello se une una política comercial adecuada, centrada en un único distribuidor y con una bien enfocada publicidad, es posible que la continuidad de la empresa esté asegurada. Sin embargo, ello no justifica lo que se ha llegado a decir relacionando principalmente al tipo de gallina utilizada – una muy acreditada estirpe blanca – con el éxito del proyecto pues éste proviene de un conjunto de diferentes aspectos….

 

DIFERENCIAS PRODUCTIVAS

Pero, en fin, lo más importante acaecido especialmente en los últimos 30 años es la mayor mejora productiva genética que ha tenido lugar entre las gallinas de color en comparación con las Leghorn. Así, mientras que, a aquellas, su calificación de «semipesados» se justificaba en los años 80-90 por un peso corporal al iniciarse la puesta de unos 300 g superior al de éstas, hoy, al haberse reducido drásticamente tal diferencia, ya no pueden considerarse así.

Una clásica comparación de hace 20 años, o más, entre un tipo de ave y otra nos mostraba que, junto con este mayor peso, una gallina de color tenía una puesta algo inferior – tal vez solo de 5 a 10 huevos menos en un año -, producía unos huevos mayores – en unos 2-3 g -, tenía una ingesta diaria de pienso mayor – de 10- 15 g y a veces incluso más, según el régimen de explotación- y su conversión alimenticia era significativamente peor – al menos de 200-250 g más por docena -. En tales condiciones era comprensible que una buena parte de los productores se inclinaran por la opción del huevo blanco que, además, en España era aceptado fácilmente en casi todos los mercados.

¿Pueden volver los huevos blancos?

Pero en este intervalo lo que ha sucedido es que, en su intento para reducir tales diferencias, los genetistas, a fin de disponer de una gallina productora de huevos marrones, que tuviera una puesta como la de las blancas y que no comiera más, lo han conseguido plenamente. Su mérito hay que reconocerlo, ya que para ello han tenido que vencer una ley natural: la relación directa que hay entre el peso del ave y la del huevo – “a gallinas más grandes, huevos mayores” … dentro de la misma raza. En otras palabras, han logrado estos objetivos sin perjudicar al peso del huevo, en cuyo aspecto las actuales estirpes de gallinas marrones siguen batiendo ampliamente a las de tipo Leghorn, cuya productividad, aun habiendo mejorado por la presión genética a que ha sido sometida, no lo ha hecho tanto como la de aquellas.

Todo ello se traduce en otro importante parámetro, la llamada «masa de huevos», es decir, el peso total de los mismos, producidos en un tiempo determinado, bien sea un día, a lo largo de todo un año, etc. Obviamente, en este caso, al tomarse en consideración el número de huevos y el peso de estos, teniendo ambos tipos de aves una producción similar, pero dando las aves de color unos huevos de mayor peso, la comparación resulta favorable a las mismas.

A consecuencia de esto, entramos en la comparación del parámetro final de mayor importancia, el índice de conversión: la cantidad
de pienso para producir una cantidad o un peso determinado de huevos.

Pero aquí conviene destacar que cuando este cociente se expresa por docena de huevos la comparación favorece a las aves de tipo Leghorn, mientras que al expresarlo por kilo de huevos la situación tiende a igualarse ligeramente.

Este punto explica, en fin, ya casi por si solo, la actual preponderancia de las gallinas de un tipo marrón en muchos mercados, con una conversión alimenticia – kg de pienso/kg de huevos – que ha tendido a igualarse a la de las blancas, situación muy diferente que la de hace tan solo 20 años.

Y una última consideración a favor de las estirpes marrones sería la de que el precio de venta de las gallinas al final de la puesta – aun teniendo en cuenta lo bajo que es en la actualidad – suele ser algo mejor que el de las blancas, con unas masas cárnicas mucho menores.

 

EN RESUMEN, ¿QUE CABE ESPERAR DE LAS ACTUALES LÍNEAS DE PONEDORAS?

Como resumen de todo lo expuesto, para orientación de todo aquel que actualmente se plantee el seguir, en España, con sus clásicas ponedoras marrones, productoras de huevos de color, o pasarse a las de huevo blanco, hemos recopilado en la tabla adjunta los principales datos que pueden ayudar a tomar una decisión, teniendo en cuenta las consideraciones que se hacen finalmente sobre los mismos.

El origen de estos datos proviene de la información aportada por las principales empresas de genética aviar presentes en el mercado europeo, con las medias correspondientes para cada parámetro. Como es lógico, hacemos omisión de su procedencia para no incurrir en injustas comparaciones entre ellas porque, además, la decisión de compra de una estirpe u otra no depende solo de los resultados que cabe esperar de las mismas, según indicaciones de su proveedor, sino de todo un conjunto de circunstancias de compleja valoración.

TABLA 1. Características de la producción de dos tipos genéticos de gallinas.

Tipos de gallina Blancas Marrones
Peso vivo a 18 semanas, kg 1,25 – 1,35 1,45 – 1,55
Peso vivo a 25 semanas, kg 1,50 – 1,60 1,85 – 1,95
Peso vivo a fin de puesta 1,70 – 1,80 1,95 – 2,10
Días de edad al 5% de puesta 130 – 135 130 – 135
Días de edad al 50% de puesta 145 – 155 145 – 155
Días de edad al 90% de puesta 160 – 170 160 – 170
Nº huevos/ave alojada a 70 semanas 310 – 320 310 – 320
Nº huevos/ave alojada a 80 semanas 360 – 375 355 – 365
Nº huevos/ave alojada a 90 semanas 410 – 430 405 – 415
Puesta máxima gallina/dia, % 93 – 96 93 – 96
Nº de semanas sobre el 80 % puesta 55 – 60 45 – 55
Nº de semanas sobre el 90 % puesta 35 – 40  25 – 35
Peso del huevo a 25 semanas, g 54 – 57 57 – 62
Peso del huevo a 70 semanas, g 62 – 65 64 – 69
Peso del huevo a 90 semanas, g 63 – 66 65 – 70
Ingesta media diaria de pienso, g 103 – 112 110 – 112
Ingesta acumulada hasta 70 semanas, kg 37 – 39 40 – 45
Ingesta acumulada hasta 90 semanas, kg 52 – 55 55 – 60
Índice de conversión, kg/docena (**) 1,48 – 1,52 1,60 – 1,70
Índice de conversión, kg/kg (**) 2,00 – 2,05 2,15 – 2,20

(*) Gallinas en batería
(**) Hasta 90 semanas de edad

Un aspecto importante es la advertencia que ya suelen hacer muchas empresas acerca de que los resultados productivos publicados se refieren a unas “buenas” condiciones de alimentación, manejo y sanidad. Es la forma de “curarse en salud” cuando alguien no los consigue, con lo elástico que resulta el calificar a una situación determinada como aceptable o no.

Esto es lo que sucede, habitualmente, con la ingesta de pienso y los índices de conversión, para los cuales hace unos años ya se daba por supuesto que se referían a los obtenidos con gallinas en batería, por ser el sistema habitual de producción.

¿Pueden volver los huevos blancos?Sin embargo, en la actualidad, no podemos olvidar la creciente tendencia en ir hacia unos sistemas “alternativos” en los que las gallinas gozan de una mayor libertad de movimientos, con el correspondiente mayor gasto energético, lo, que conlleva una mayor ingesta de pienso.

Lo discutible es la cuantía de ello, tal vez solo del orden de 8 a 10 g diarios para unas gallinas alojadas en un aviario bien acondicionado, pero que puede llegar a ser bastante superior en otras circunstancias Y esto último es lo que no suele estar contemplado en los resultados publicados sobre las “performances” de las estirpes.

Una última consideración es la referente a lo que se considera un período de producción “normal”, un tema tan complejo que no podemos siquiera esbozarlo. Sin embargo, creemos que en la mente de todos se halla el conocimiento de que, debido a la mayor productividad de las gallinas y, más que nada, a un alargo de la persistencia en la puesta, actualmente ésta se ha alargado hasta el punto de que aquel año de producción, o poco más, que se mencionaba en los libros de hace unos pocos años hoy ha pasado a la historia y así sea cada vez más normal el referirnos a los datos de “la gallina de las 100 semanas de vida” …, cuando no a más.

Fuente www.avicultura.com

Para saber más:

-. Marketing avícola en Avicultura.Com

-.Huevos blancos en Avicultura.Com

-. Sostenibilidad en Avicultura.Com

 

Aunque ya desde los inicios de la avicultura industrial, en la primera mitad del pasado siglo, se ha hablado de la conveniencia de las razas de aves de “doble utilidad”, con aptitud tanto para una buena producción de huevos como de carne, hay que destacar que en los últimos tiempos se esté insistiendo en ello, con argumentos más o menos discutibles acerca de su conveniencia.

Frente a esas razas, es sabido que si actualmente la avicultura industrial se sustenta sobre dos tipos de producciones bien diferenciadas – carne vs huevos – es porque los objetivos de los genetistas que han desarrollado las aves más adecuadas para esto son absolutamente diferentes al fijarse en la mejora de unos caracteres totalmente antagónicos.

Y también es sabido que, si bien en el sector del broiler los dos sexos se aprovechan por igual, en el de la puesta hay uno que no, el triste machito que apenas ha nacido ya es sacrificado debido a que su crianza para carne no tiene ninguna utilidad – al menos en las economías desarrolladas -.

Y aquí, como ya hemos explicado últimamente en diversas ocasiones, es donde los defensores del bienestar de los animales han puesto el grito en el cielo, clamando contra la “crueldad” que esto supone – en España, solo, por esos cerca de 50 millones de machitos que han de ser sacrificados cada año, simplemente porque la sociedad actual no les encuentra ninguna utilidad -.

Sobre el tema se han vertido ríos de tinta y, entre otras cosas, ha hecho que se avanzara tanto en el conocimiento del sexo del embrión contenido en el huevo puesto a incubar que, hoy en día, como se ha expuesto últimamente en estas páginas, ya se dispone, al menos, de un método de sexaje “in ovo” que está permitiendo a algunas plantas de incubación ofrecer en el mercado unas pollitas para puesta recién nacidas que no han tenido que presenciar el sacrificio de sus hermanos.

Sin embargo, en la actualidad el método no se ha desarrollado aun a una escala industrial que permita su adopción generalizada por las plantas de incubación comerciales de todo el mundo. Pero ya ha dado pie a que, al menos en dos países – Alemania y Francia -, atendiendo a la ofensiva de los antes citados grupos sobre el sacrificio de los machitos, se haya puesto como límite legal para poder realizar esto el fin del próximo año.

A partir, pues, del 2022, al menos en esos dos países, y nos tememos que en otros comunitarios, al cundir el ejemplo, o se halla un sistema de realizar el sexaje “in ovo” a escala industrial o bien el sector del huevo tendrá que transformarse muy profundamente, olvidándose de operar con las estirpes actuales de ponedoras – blancas o de color – para dirigirse hacia otras en las que los hermanos machitos de las futuras gallinas, tengan algún papel en el mercado.

Esto, por un lado, pero no es todo.

Las razas de doble utilidad, investigadas en Suiza

En el sector del broiler, otras voces también defensoras del bienestar animal, han clamado por las condiciones en las que realizamos actualmente la crianza de los pollos, en naves “industriales”, en un ambiente artificial, con los pollos hacinados de una forma en la que apenas hacen ejercicio, etc. En este aspecto también hemos tratado últimamente, repetidas veces, de las propuestas que se han realizado con el fin de reducir la densidad de población de las naves actuales, proveerlas de ventanas para para no tener que estar siempre con iluminación artificial, proporcionar a las aves algún elemento de distracción para favorecer su ejercicio, etc.

El que todo esto llegue a plasmarse en una legislación más severa en torno a las condiciones de crianza de los pollos para carne – al menos en nuestra UE y posiblemente también en EE.UU. – creemos que es cuestión de tiempo. Y, de igual forma, la mentalización de que el objetivo no debe ser el batir unos records de peso, sin mirar atrás, sino el promover un desarrollo más armónico con la naturaleza, bien con los mismos pollos o bien con otros de crecimiento lento

Por tanto, como puede comprenderse, todo ello nos conduce nuevamente hacia la posible conveniencia de las razas de “doble utilidad” a las que antes nos referíamos en el caso de la avicultura de puesta. Se trata, pues, de dos aspectos confluyentes, con un objetivo común de lo que ya se planteaba en la época de nuestros abuelos. 

Sin embargo, lo que no siempre se aborda seriamente son los aspectos económicos de estas propuestas ni el de su sostenibilidad. La pregunta es: ¿a que precio tendré que pagar esos huevos producidos por unas pollitas que no han visto el sacrificio de sus hermanos, o esos pollos criados en unas condiciones más “humanas”?

Y aquí las respuestas podrían ser muy variadas, en dependencia da a quien vayan dirigidas y de quien lanza la primera piedra….

 

Pero concentrémonos en las razas de «doble utilidad»

Si, para la producción de carne de ave, nos centramos ahora en esas razas – aunque mejor llamarlas «estirpes o cruces genéticos» – de doble utilidad, las comparaciones que se han realizado han sido numerosas, pudiendo darnos algunas pistas hacia donde dirigir los pasos a fin de poder contar con ellas a nivel comercial.

En este campo, aun sin haber realizado un estudio a fondo de la bibliografía sobre el tema, hemos creído interesante reproducir de forma resumida los hallazgos de una experiencia realizada recientemente en Suiza. En ella, a diferencia de la mayoría de otras anteriores, su planteamiento se ha realizado en unas condiciones y con unos objetivos compatibles con las circunstancias en las que se lleva a cabo la producción comercial del broiler de hoy en día.

En todo lo que sigue, pues, el texto es un resumen de la citada experiencia, cuya referencia exacta es:

“Growth, carcass and meat quality of dual-purpose chickens and a layer hybrid grown for 67 or 84 d compared with slow-growing broilers”. Sus autores, S, Muller y col., del Instituto de Ciencias Agrícolas, de Zurich, y de la Fundación Aviforum, de Zollikofen, ambos de Suiza (*).

(*) El texto completo se halla en: J. Appl. Poult. Res., 29: 185-196. 2020.

 

Planteamiento de la prueba

Se utilizaron 5.400 pollitos recién nacidos pertenecientes a las 4 genéticas diferentes siguientes:Las razas de doble utilidad, investigadas en Suiza

  • Machitos de la Novogen Dual – ND -.
  • Machitos de la Lohmann Brown – LB –
  • Pollitos sin sexar de la Hubbard SA 757 – HU –
  • Pollitos sin sexar de la Lohmann Dual – LD –

Los 1.350 pollitos de cada genética se repartieron entre 5 departamentos de 20 m2 de superficie, a cada uno de los cuales se añadía un pequeño parque exterior de 4 m2 al que los pollos pudieron acceder a partir de los 21 días durante las horas de luz. La crianza se realizó sobre una yacija de paja granulada y cada departamento estaba provisto de tolvas para pienso y bebederos de tetina.

Las condiciones de crianza fueron las mismas para todos los grupos, con un fotoperíodo de 24 h durante los 3 primeros días y después de unas 15 h, la duración del día natural en el momento de la prueba. La alimentación también, consistiendo en una ración de arranque, en migajas, seguida de otra de crecimiento, granulada.

La experiencia tuvo una duración diferente para los pollos de los distintos tratamientos. En dos de los grupos de cada genética la crianza finalizó a los 67 días, para cumplir con la legislación suiza sobre avicultura ecológica, que obliga a una edad mínima de sacrificio de 9 semanas, mientras que los pollos de los 3 restantes se tuvieron hasta 84 días, a excepción de un grupo de los machitos LB, que se dejaron hasta 126 d.

Tras finalizar la crianza, una vez pesados los pollos y el pienso sobrante, 24 aves de cada departamento fueron sacrificadas y evisceradas, guardándose a 4 ºC durante 24 h a fin de evaluar finalmente el rendimiento y la calidad de las canales.

 

Los resultados

Los resultados globales de la experiencia grupo se exponen en la tabla 1, mientras que en la tabla 2 se muestran los datos de los pollos sacrificados de cada grupo y en la tabla 3 los de las evaluaciones sobre la calidad de las canales de los mismos.

TABLA 1. Crecimiento, ingesta de pienso, coinversiones y mortalidad de los pollos de las diferentes genéticas (*).

Genéticas HU ND LD LB
Días de edad 67 84 67 84 67 84 67 84
Aumento de peso, g/d 24,8 ab 24,6 ab 24,0 b 25,4 a 25,0 a 25,5 a 15,0 d 17,0 c
Ingesta de pienso, g/d 65 d 76 b 68 cd 79 b 71 c 84 a 56 f 60 a
Índice de conversión 2,62 d 2,68 cd 2,81 bc 2,99 b 2,83 bc 2,92 bc 3,66 a 3,55 a
Mortalidad, % 0,8 0,6 1,6 1,3 0,8 0,7 0,4 0,7

(*) Las cifras de la misma línea seguidas de una letra distinta son significativamente diferentes (P < 0,.05)

 

TABLA 2. Características de los pollos sacrificados de cada grupo experimental (*).

Genéticas HU ND LD LB
Días de edad 67 84 67 84 67 84 67 84 126 ($)
Peso vivo, g 1.727 b 2.105 a 1.674 b 2.175 a 1.740 b 2.184 a 1.061 dx 1.470 cy 2.146 z
Peso canal, g 1.169 b 1.585 a 1.054 b 1.486 a 1.094 b 1.552 a 579 dx 842 cy 1.370 z
Rto. pechuga, % 20,9 a 21,0 a 18,2 b 17,7 bc 17,9 c 16,7 c 14,8 dy 14,8 dy 15,9 z
Rto. patas, % 32,6 d 33,0 d 35,3 bc 36,1 ab 35,7 b 37,1 a 34,5 cx 35,6 by 37,4 z
Rto. alas, % 13,1 c 12,3 e 12,9 cd 12,5 e 12,6 de 12,3 e 14,6 az 13,8 nby 12,6 x

(*) Las cifras de la misma línea seguidas de una letra distinta son significativamente diferentes (P < 0,.05)
($) Los rendimientos de los 3 grupos de edad LB fueron evaluados separadamente.

 

TABLA 3. Evaluación de la calidad de las pechugas de los pollos sacrificados de cada grupo (*).

Genéticas HU ND LD LB
Días de edad 67 84 67 84 67 84 67 84 126 ($)
Grueso máximo, mm 22,5 bc 26,3 a 19,7 d 23,2 b 20,4 cd 21,0 bcd 14,7 ex 16,4 ey 20,7 z
pH a las 24 h 5,28 b 5,80 a 5,51 ab 5,81 a 5,53 ab 5,81 a 5,65 abx 5,76 ay 5,99 z
Pérdida x
descongelar, %
4,00 4,12 5,18 4,07 2,97 8,04 6,54 z 4,66 y 4,42 x
Pérdida por cocción, % 10,7 ab 11,8 a 8,1 cd 11,1 a 8,6 bcd 9,9 abc 7,0 d 8,3 bcd 7,0 d
Fuerza máxima
para el corte, N
9,0 b 11,4 a 9,9 ab 10,4 ab 9,9 ab 9,7 ab 11,2 ayz 11,6 az 9,3 y

(*) Las cifras de la misma línea seguidas de una letra distinta son significativamente diferentes (P < 0,.05)
($) Los rendimientos de los 3 grupos de edad LB fueron evaluados separadamente.

 

Como puede verse en la tabla 1, lo primero a destacar es la baja mortalidad de todos los grupos de pollos, como resultado de no haber forzado su crecimiento y de su buen estado general de salud.

En cuanto a la velocidad de crecimiento, las diferencias entre los dos grupos “Dual” y los híbridos HU fueron mínimas, al igual que en las ingestas de pienso, del orden de unos 65-70 g/d en los grupos criados hasta 67 d y alrededor de unos 10 g/d más en aquellos cuya crianza se había prolongado hasta 84 días.

Esto mismo se reflejó en los índices de conversión de estos tres grupos, aumentando al prolongarse la crianza y favoreciendo en todo caso a los grupos mixtos HU en comparación con los Dual.

En cambio, los rendimientos de los machitos LB fueron mucho peores que los de los otros tres grupos, con un ritmo de crecimiento significativamente inferior y unos consumos de pienso algo inferiores, dando como resultado unas conversiones alimenticias también significativamente mucho más elevadas.

Las mismas conclusiones se deducen al observar los pesos de los pollos sacrificados – tabla 2 -, con mínimas diferencias entre los grupos HU, ND y LD y ya significativas en comparación con los machitos LB a las mismas edades. Con estos últimos fue preciso prolongar su crianza hasta 126 días para que alcanzasen un peso similar al que habían tenido los pollos de los otros grupos 42 días antes.

Una observación particular de los pollos LB en la primera semana nos mostró un especial desperdicio de pienso al acceder a las tolvas, lo que puede haber afectado a su conversión. Por otra parte, sugiere la conveniencia de emplear otro tipo de comedero en el inicio de la crianza de los pollitos de esta genética.

En lo referente al rendimiento de las canales – tabla 2 -, en todo caso puede verse que fue significativamente superior al alargar la vida de los pollos, diferenciándose muy poco entre los grupos HU, ND y LD, a las mismas edades, y siendo en todo momento mejor que el de los machitos LB.

Las razas de doble utilidad, investigadas en Suiza

En el despiece, los híbridos HU tuvieron un rendimiento en pechuga significativamente superior que el de las aves de las otras tres genéticas, aunque no aumentando al prolongarse la crianza, lo que tuvo lugar a expensas del peso de las patas, algo mejor en éstas que en aquella.

El rendimiento de las alas, en todo caso, significativamente inferior o con tendencia a serlo, al prolongarse la crianza con todos los tipos de pollos.

En estos aspectos, unas pequeñas diferencias en el rendimiento cárnico de las distintas partes del pollo pueden tener importancia en dependencia del mercado y del mayor aprecio que en algunos de estos se tiene por las pechugas en comparación con otras porciones. En el caso de los machitos LB, su significativamente menor proporción de pechuga y la prominencia de su esternón, en comparación con los pollos de las restantes genéticas, es un detalle negativo a considerar.

En cuanto a la calidad de las pechugas, la tabla 3 nos muestra que, en todos los casos, su grosor fue aumentando con la edad, siendo el de los pollos HU mayor que el de los de las restantes genéticas y, en especial, del de los machitos LB. Todo ello se reflejó igualmente en el ángulo de las pechugas y en la longitud de las mismas– datos no mostrados -.

Otros datos no mostrados son los refrentes a la pigmentación de las canales que, aunque dependiendo en parte de la genética, apenas quedó reflejado en las mediciones efectuadas. Sin embargo, en todos los cacos, menos en los machitos LB, se observó que con la edad se reducía su palidez y su enrojecimiento, a expensar de un aumento de su amarillamiento, ocurriendo al revés con estos últimos.

En cuanto a los caracteres de evaluación de las pechugas de los pollos, en la table 3 puede verse que su pH a las 24 h en todos los casos aumentó al alargarse la crianza. Lo mismo ocurrió en cuanto a las pérdidas por la cocción y la fuerza necesaria para el corte de las pechugas de los pollos HU, aunque no con los de las otras genéticas, cuyos resultados fueron más irregulares.

 

Conclusiones (*)

  1. El crecimiento de los pollos de las dos genéticas Dual es similar al de los broilers HU de crecimiento lento. Sin embargo, sus dos principales inconvenientes son un peor índice de conversión y una menor proporción de carne de pechuga – esto último relacionado con un esternón más prominente -.
  2. La competitividad de los pollos híbridos de doble utilidad no aumenta a consecuencia de una prolongación de su crianza.
  3. En un enfoque que intente cubrir la producción de huevos, la utilización de razas de doble utilidad puede ser más sostenible que el utilizar unos híbridos separados para carne y para puesta en un sistema ecológico.
  4. Las diferencias en crecimiento, rendimiento de la canal y calidad de la carne de los dos híbridos de doble utilidad utilizados en esta prueba son muy pequeñas y, por lo tanto, los mismos pueden ser considerados equivalentes.
  5. Los machitos de la línea para puesta, utilizados en esta prueba, fueron claramente inferiores en crecimiento y en calidad de la canal que todos los restantes híbridos, aunque en cuanto a calidad de la carne fueron similares.
  6. La calidad de la canal de los machitos de la línea de puesta puede mejorarse doblando la longitud del período habitual de crianza de 9 semanas, por más que haya que considerar la ineficiencia económica de esto.

(*) Así como en la exposición y comentario sobre los resultados se ha realizado un resumen del texto original, el de las conclusiones es la traducción íntegra de los mismos autores de la prueba.

Fuente: Equipo de redacción. Real Escuela de Avicultura

 

La extensión de norma para todo el sector del huevo español entra en vigor: la aportación obligatoria para cada avicultor de puesta será de 20 euros/año por cada 1.000 gallinas ponedoras

La extensión de norma para todo el sector del huevo español entra en vigor: la aportación obligatoria para cada avicultor de puesta será de 20 euros/año por cada 1.000 gallinas ponedoras.

  • Tras su publicación oficial en el BOE el viernes 14 de agosto la extensión de norma ya ha entrado en vigor.
  • Están obligados a contribuir a la misma todos los productores de huevos para consumo a partir de 1.000 gallinas
  • El 70% del dinero recaudado se destinará a comunicación y promoción, un 10% a I+D, otro 10% a mejorar la transparencia del mercado y el 10% restante a los costes de gestión de la extensión de norma.
  • La vigencia será de tres campañas, 2020/2021 , 2021/2022 Y 202272023
  • La aportación obligatoria para cada avicultor de puesta será de 20 euros por cada 1.000 gallinas ponedoras en base anual o su parte proporcional en meses.

 

Promovida por INPROVO, desde hace varios años y tras la correspondiente fase de exposición pública a finales de 2019 el texto oficial de la EXTENSIÓN DE NORMA PARA TODO EL SECTOR DEL HUEVO ESPAÑOL ha sido aprobada el 6 agosto y publicada oficialmente en el  BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO, Núm. 219 Viernes 14 de agosto de 2020 Sec. III. Pág. 69904 , cve: BOE-A-2020-9717

 

El sector del huevo era de los pocos grandes sectores agroalimentarios  en España que todavía no contaba con una extensión de norma.  El sector del pollo todavía no dispone de ella.

Cuantía a aportar por el avicultor de puesta:

  1. La cuantía de la aportación económica anual se establece en 20 euros por cada 1.000 gallinas ponedoras comerciales, según el censo estimado anual.
  2. La aportación económica anual obligatoria se establece en función del censo estimado anual de gallinas en las granjas de producción. El censo estimado anual será, a estos efectos, el 85 % de la capacidad máxima de la granja. Los operadores comunicarán al gestor del sistema de recaudación designado por INPROVO la capacidad máxima de la granja, de conformidad con lo previsto en el artículo 7 de la presente orden.
  3. Se entenderá por capacidad máxima de la granja a los efectos de la presente extensión de normas, la que, en relación con una granja de producción, figure en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA), o, en su defecto, la que conste en un documento o certificado oficial, emitido por la autoridad competente.
  4. Si la duración de la campaña es inferior al año natural, la aportación económica anual será proporcional al número de días de la campaña.
  5. El primer año de actividad de una granja de producción o de una parte de la misma, e igualmente el año de finalización de su actividad, el obligado al pago de la aportación abonará la parte proporcional al periodo (en meses) de funcionamiento efectivo de la misma, previa justificación de dicha situación. Se aplicará también la reducción de la aportación en función del periodo efectivo de funcionamiento a los casos de suspensión temporal de la actividad de la granja debido a un vacío sanitario obligatorio. Se entenderá por vacío sanitario obligatorio, a los efectos de la presente extensión de normas, el proceso de matanza de animales por motivos de salud pública, salud animal, bienestar animal o medio ambiente ordenada y realizada bajo la supervisión de la autoridad competente.

Operadores obligados al pago de la aportación económica obligatoria.

  1. Quedan obligados al pago de la aportación económica los titulares de las granjas de producción de huevos que estén inscritas en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y cuenten con una capacidad mínima de 1.000 gallinas ponedoras de la especie Gallus gallus que hayan alcanzado la madurez para la puesta de huevos y hayan sido criadas para la producción de huevos no destinados a incubación que sean aptos para el consumo humano.

2. Quedan exentos de la obligación del pago de la aportación económica los titulares de los siguientes tipos de granjas:

a) Granjas con una capacidad inferior a 1.000 gallinas para la producción de huevos destinados al consumo humano.

b) Las que alojan gallinas para producir carne u otros productos comerciales o para avicultura recreativa, exposiciones y competición.

c) Las que sean propiedad de centros docentes o de investigación y estén destinadas a fines educativos o científicos.

d) Las de núcleos zoológicos.

e) Las que se mantengan para la reproducción de las anteriores categorías de aves.

3. Los titulares de granjas de producción exentos del pago de la aportación económica podrán realizar aportaciones económicas

Destino del dinero recaudado

Mediante la extensión de normas se desarrollarán las siguientes finalidades:

1. Comunicación y promoción:

a) Promoción y comunicación en el mercado interior: actividades de información y comunicación sobre el sector del huevo y el modelo europeo de producción, incluidos los llamados sistemas alternativos y ecológicos. Promoción genérica del huevo, los ovoproductos y los productos elaborados con huevos. Campañas de comunicación directa a consumidores, nutricionistas, especialistas en salud y alimentación, periodistas, profesores y otros prescriptores y generadores de opinión.

b) Promoción internacional: actividades de comunicación y promoción comercial exterior de carácter genérico e interés colectivo sectorial. Cooperación a nivel supranacional para la promoción genérica del sector. Actividades de estudio para la apertura de mercados y la supresión de barreras a la exportación e implantación comercial exterior del sector como colectivo.

c) Reputación sectorial: campañas de información sobre la actividad de los operadores de la cadena del huevo, sobre la regulación comunitaria que afecta a la producción y la comercialización. Respuesta a demandas de información, de mejora de la calidad y de sostenibilidad del sector. Acciones de comunicación ante vicisitudes reputacionales, alertas sanitarias, de mercado o de aprovisionamiento. Acciones de relaciones públicas y de comunicación sobre el sector del huevo y los ovoproductos y del huevo como alimento.

d) Campañas de información y acciones de comunicación conjuntas con otras organizaciones para la mejora de la imagen y la reputación de los sectores productivos y los alimentos de origen animal, y para la gestión de crisis reputacionales, alertas sanitarias, de mercado o de aprovisionamiento.

2. Potenciación de la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica en el sector del huevo y los ovoproductos:

a) Realización de estudios sectoriales sobre mejoras e innovaciones en calidad, sanitarias, tecnológicas, de comercialización, normativas o afines.

b) Realización de estudios, diagnósticos, dictámenes y proyectos sobre calidad, procesos, productos, sistemas, costes y rendimientos y mercados.

c) Campañas de colaboración con universidades, centros tecnológicos y expertos en proyectos de investigación e innovación, mejoras de procesos y soluciones técnicas.

3. Mejora del conocimiento, la eficiencia y la transparencia del mercado, de las relaciones equilibradas entre los eslabones de la cadena de valor del huevo, y de la viabilidad y sostenibilidad de la producción, la industria y la comercialización del huevo y los ovoproductos:

a) Realización de estudios de interés para el sector sobre sistemas integrales de información, transparencia e interlocución sectorial, previsiones, reacción ante crisis o alertas sanitarias, de mercado y de aprovisionamiento.

b) Promoción de las buenas prácticas comerciales en el mercado, de la competencia leal, de la mejora del valor añadido y de la remuneración justa de la actividad de los operadores.

Fuente: www.avicultura.com

.

 

 

  • La producción mundial de carne aumentará un 12% para 2029: informe OCDE-FAO

  • Las emisiones procedentes de la agricultura aumentarán un 6% en el mismo período

La pandemia actual del Covid-19 o la peste porcina pueden desacelerar ligeramente el consumo mundial de carne de ave, pero no detendrán el imparable aumento mundial en el consumo de carnes en la próxima década, en parte gracias al incesable incremento de consumo de carne de ave en concreto.

La carne de ave copará la mitad del crecimiento mundial de la demanda.

La producción mundial de carne aumentará un 12% en el decenio 2020-2029, y la producción avícola impulsará la mitad de este crecimiento, a medida que países como Brasil y China amplíen la producción, según el informe de perspectivas globales para la agricultura 2020-2029 acabado de publicar por la FAO ( Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) y la OECD (Organización para la Cooperación Económica).

La producción se recuperará gradualmente para 2025 después de alcanzar un «punto bajo» este año 2020 debido a la peste porcina africana y un probable impacto del coronavirus, dijeron las organizaciones el jueves.

Crecimiento de la producción mundial de carne por región y tipo de carne

La avicultura, entre las ganaderías, mas sostenibles

Uno de los retos que tendrá la industria mundial de la producción de carne, incluida la avícola aún a pesar de ser de las carnes con menor impacto ambiental, serán las acusaciones a toda la agricultura de ser las responsables de un aumento de las emisiones de carbono en un 6% durante la próxima década.

Según este informe de la FAO la ganadería sería una de las industrias con mayor huella ambiental. Si bien los problemas ambientales y de salud están presionando a más consumidores de países de ingresos altos a cambiar a dietas con menos carne, la población en los mercados emergentes conforme aumenta su nivel de renta no quieren renunciar a añadir  carne y productos lácteos a sus platos.

Los países de ingresos bajos y medianos no cambiarán en masa a dietas basadas en plantas en la próxima década, según Holger Matthey, economista de la división de comercio y mercados de la FAO. «Esto nos muestra que tenemos que hacer más en términos de sostenibilidad, defensa, etc.», ha declarado Matthey.

Crecerá la demanda, pero no al ritmo de las últimas decadas

La proteína avícola, carne de ave y huevos, es la mejor opción para los consumidores de los países en desarrollo gracias a los precios más bajos, según el informe OCDE-FAO. Sin embargo, si bien el consumo mundial de carne aumentará, crecerá a un ritmo mucho más lento que en el pasado.–

Fuente: www.avicultura.com

Mashima Distribuciones Martin Vara

 

Jesús Martín Vara roza los 52 años de edad y distribuye productos de una empresa de biotecnología que desarrolla alimentos funcionales con extractos naturales de la oliva

 

Me llamo Jesús Martín Vara, soy el tercero de cuatro hermanos y en noviembre cumpliré 52 años. Después de 20 años trabajando en el Registro de la Propiedad de Las Rozas, un amigo me presentó a Gonzalo de Cospedal. Sí, el primo de la ex secretaria general del PP. Gonzalo trabaja en una empresa de biotecnología, Mashima, que desarrolla alimentos funcionales con extractos naturales de la oliva. Me convenció para ser su distribuidor en toda España, así que dejé el trabajo en el registro.

En diciembre de 2018, con una nave de alquiler sin agua y sin luz, me lancé con mi Dacia Logan a vender los huevos que produce la empresa desde sus cinco granjas de Galicia, Burgos, León y Cuenca.

El primer mes facturé 240 euros. Este trimestre he superado los 800.000 euros —que es lo que facturé en todo el año pasado— y acabo de dar de alta a dos conductores para distribuir los 50.000 huevos que salen a diario de esa nave que ya tiene luz y agua. Somos 10 personas entre conductores, comerciales, un jefe de almacén y una administrativa. Con la crisis del Covid-19, estamos trabajando más que nunca.

Mashima

Creo que soy de los pocos que están contratando, y no descarto aumentar la plantilla, aunque con el decreto del estado de alarma el negocio estuvo a punto de irse a pique. Mi negocio son los cocineros, los restaurantes, los hoteles. Mis jornadas son de cinco de la mañana a 12 de la noche, haciendo kilómetros para dar a conocer mi producto.

El primer mes facturé 240 euros. Este trimestre he superado los 800.000, que es lo que facturé en todo el año pasado

El viernes 13 de marzo, la hostelería se fue al garete, pero 48 horas después me empezaron a llamar las cadenas de supermercados. He conseguido entrar en lineales con una rapidez impensable en otros momentos. Llevaba un mes a prueba en El Corte Inglés. Ya estoy dentro.

No soy pesimista con respecto al futuro. Sé que llevo un buen producto, que es un producto de primera necesidad. Sigo teniendo jornadas maratonianas de trabajo, así que no me da tiempo a leer nada, a escuchar nada, a tener miedo al virus. En la nave, siempre hemos sido muy cuidadosos con las medidas de higiene, al trabajar con alimentos.

Contraté un laboratorio para todo este tema. Ahora trabajamos con mascarillas y guantes, nos haría un roto tener una baja.

Prefiero no opinar de los políticos, no quiero ni verlos. Bastante tengo con las jornadas laborales, mis tres hijos, mis dos perros. Mis padres, afortunadamente, por ahora están bien. Entre sus hijos y los vecinos, no tienen que preocuparse de la compra ni de bajar la basura.

Prefiero pensar en lo que viene. Que volverán a abrir los restaurantes, los bares. Que si conseguí que estos huevos sean los del Canal Cocina, lo siguiente sea el pollo, que también estoy empezando a distribuir.

Y si me da tiempo, seguir vendiendo pisos, que era algo que compaginaba con el registro y no he dejado de hacer. No sé parar quieto.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/espana/2020-04-07/contratos-pandemia-coronavirus-covid19-jesus-martin_2537900/

 

Un mega estudio de investigación publicado en el American Journal of Clinical Nutrition no ha confirmado ninguna correlación significativa entre la ingesta de huevos y los niveles de grasa en sangre, el riesgo cardiovascular y la mortalidad.

Un nuevo megaestudio con 177.000 personas confirma que el consumo de huevos no está relacionado con el riesgo cardíaco.«Esta nueva investigación es particularmente importante, ya que incluye una población mucho más diversa que muchos estudios anteriores», ha declarado la Dra. Juliet Gray, nutricionista del Reino Unido.

«Todos los principales organismos asesores de corazón y salud en el Reino Unido ahora coinciden en que el colesterol en los huevos no tiene ningún efecto significativo sobre el riesgo de enfermedades cardíacas, como lo demuestran las investigaciones más recientes en esta área.  El pequeño número de estudios que muestran resultados contradictorios ha tendido a utilizar datos retrospectivos más antiguos, de países de ingresos más altos, lo que hace más probable que el consumo de huevos esté asociado con una dieta poco saludable y otros factores asociados con la riqueza que son a su vez factores de riesgo de enfermedades del corazón».

En el último estudio, investigadores del Population Health Research Institute (PHRI), Universidad McMaster(Canadá), analizaron los resultados de tres estudios internacionales a largo plazo que incluyeron datos de 177.000 personas en 50 países, para evaluar la asociación consumo de huevos con lípidos en la sangre, enfermedades cardiovasculares  y mortalidad en poblaciones de países de ingresos bajos, medios y altos.

Un nuevo megaestudio con 177.000 personas confirma que el consumo de huevos no está relacionado con el riesgo cardíaco.Más de 146.000 de los individuos estudiados procedían de 21 países en el estudio de Epidemiología Rural Urbana Prospectiva (PURE), donde el consumo de huevos se registró utilizando cuestionarios de frecuencia alimentaria específicos para cada país.  También se investigaron otros 31.544 pacientes con enfermedad vascular en dos estudios prospectivos multinacionales (ONTARGET y TRANSCEND).

En el estudio PURE, después de excluir a las personas con antecedentes de enfermedades cardiovasculares, el mayor consumo de huevos (7 huevos a la semana o más) no tenía una correlación significativa con mayor presencia de lípidos en la sangre, mortalidad total o riesgo cardiovascular importante.  Se observaron resultados similares en los otros dos estudios.

 

Los investigadores concluyeron:

«En tres grandes estudios prospectivos internacionales que incluyeron más de 177.000 individuos, 12.701 muertes y 13.658 incidentes cardiovasculares de 50 países en seis continentes, no encontramos asociaciones significativas entre la ingesta de huevos  y la presencia de lípidos en sangre o mayor número de incidentes cardiovasculares. «

 

Los autores del estudio del Population Health Research Institute (PHRI), Universidad McMaster(Canadá), concluyen que la evidencia contradictoria de estudios antiguos sobre el impacto de los huevos en las enfermedades se basaba en gran medida en estudios realizados en países de ingresos altos con dietas poco saludables.

Fuente: avicultura.com/

 

pollo himacol catering de cook

 

Silvia Lodares, del Catering The Cook (Madrid) ha presentado, dentro de su cuidado y exquisito menú, su pollo relleno Mashima con sello Himacol. Desde el Catering The Cook han elegido nuestras aves por ser un pollo con menos porcentaje de grasa y colesterol, y con un punto óptimo de terneza, sabor y conformación morfológica.

Estos beneficios se consiguen, gracias al uso en la alimentación de los pollos, de nuestros productos Oemix y Promix, derivados de la oliva. Son productos totalmente naturales, ricos en antioxidantes y terpenos, lo que permiten criar a las aves sin antibióticos. Los pollos Mashima con sello Himacol son pollos rústicos, criados en intensivo, alimentados de piensos hechos exclusivamente de cereales, de origen gallego y de crecimiento lento.

Para más información sobre este exquisito plato, y muchos más, del Catering The Cook: http://cateringthecook.com/

cooked food
Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

En la celebración del Día Mundial del Huevo, los expertos en nutrición aclaman los beneficios para la salud que tiene el huevo.

El 11 de octubre de 2019, en todo el mundo serán aclamados los beneficios que tiene el huevo para la salud. Los países celebrarán uno de los superalimentos originales en el Día Mundial del Huevo.

El valor nutritivo del huevo es innegable, pues proporciona una fuente de proteína de alta calidad, por lo que los expertos del Centro Internacional de Nutrición del Huevo (IENC) han identificado cinco razones para que este Día Mundial del Huevo comamos más.

  1. El huevo es uno de los alimentos más nutritivos del mundo y una fuente maravillosa de proteína

Un solo huevo contiene 14 nutrientes esenciales que incluyen vitaminas A, B, D y E, además de ser fuente de calcio, selenio y yodo. Con los seis gramos de proteína, el huevo es uno de los alimentos más nutritivos que hay en todo el mundo.

  1. El huevo contiene colina que ayuda al desarrollo de un cerebro saludable

Este nutriente poco conocido desempeña un papel importante en el desarrollo de las membranas celulares, que impactan en varias funciones vitales del cuerpo, y el huevo es una de las mejores fuentes naturales de colina. No solo ayuda al desarrollo de un cerebro saludable, sino también desempeña un papel en la función y el metabolismo hepático, además de que se sabe que reduce en 24% el riesgo de desarrollar cáncer de mama (Xu X, et al. Choline metabolism and risk of breast cancer in a population-based study. The FASEB Journal, published online on January 29, 2008).

  1. El huevo puede reducir el riesgo de cardiopatías

Los estudios han revelado que, en personas saludables que comen huevo, se puede disminuir el riesgo de cardiopatías. A pesar de que contiene colesterol, se trata del de nivel de alta densidad (HDL) o colesterol “bueno”; las investigaciones muestran que por lo general las personas con mayores niveles de HDL presentan menores riesgos de cardiopatías.

  1. El huevo puede mantener una buena visión

La deficiencia de vitamina A es una de las principales causas de ceguera en todo el mundo, y el huevo es una excelente fuente natural de esta vitamina. Además, la yema contiene poderosos antioxidantes que pueden contrarrestar algunos procesos degenerativos que afectan la salud ocular.

  1. El huevo es benéfico para todas las edades

Es una excelente fuente de nutrientes para cualquier edad. Desde brindar los elementos esenciales en el desarrollo fetal, hasta contener el nivel de nutrientes necesarios para mantener la energía durante el día, el huevo es una fuente saludable de proteína que se debe de aprovechar a cualquier edad.

Las celebraciones tendrán lugar en todo el mundo para conmemorar el Día Mundial del Huevo, fundado en Viena en 1996 para concientizar sobre los beneficios del huevo y su importancia en la nutrición humana.

Fuente: www.industriaavicola.net

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Huevo Mashima Himacol

El Huevo Mashima con sello Himacol® es fuente de OMEGA 3.

Contiene 68mgDHA/100g *

-El ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro.
-El ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales.
-Los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) contribuyen al funcionamiento normal del corazón.

* Analítica realizada por los laboratorios independientes Agrolab Ibérica, S.L.U.

El Huevo Mashima con sello Himacol® es fuente de OMEGA 6.

Contiene 2,30 ácido linoleico /100gr*

-El ácido linoleico contribuye a mantener niveles normales de colesterol en sangre.

* Analítica realizada por los laboratorios independientes Agrolab Ibérica, S.L.U.

Mashima, en su apuesta decidida por la responsabilidad social, solo produce Huevos Himacol® de gallinas criadas en libertad.

– Garantía de bienestar animal (Gallinas Felices)
– Mayor calidad del Huevo
– Mayor sabor y con las yemas más anaranjadas

Sello Himacol ®

El sello Himacol es una marca comercial de Mashima que garantiza que los animales de origen que producen los alimentos funcionales que lo llevan han tenido una dieta bajo el sistema Himacol.
La aplicación del sistema Himacol supone la adición a la alimentación animal de aditivos zootécnicos naturales derivados de la oliva, para conseguir un producto final de valor añadido.
El Promix/Colix, aditivo basado en polifenoles de la oliva, gracias a su alta actividad antioxidante, mejora la calidad final de los huevos y aporta mayor presencia de ácidos grasos polinsaturados, entre los que se encuentran los denominados Omega 3 y Omega6
De este modo, el sello Himacol de Mashima es una marca comercial que garantiza la calidad de los alimentos funcionales presentes en el mercado, alimentos de valor añadidos enriquecidos con Omega 3 y Omega 6.