Un mega estudio de investigación publicado en el American Journal of Clinical Nutrition no ha confirmado ninguna correlación significativa entre la ingesta de huevos y los niveles de grasa en sangre, el riesgo cardiovascular y la mortalidad.

Un nuevo megaestudio con 177.000 personas confirma que el consumo de huevos no está relacionado con el riesgo cardíaco.«Esta nueva investigación es particularmente importante, ya que incluye una población mucho más diversa que muchos estudios anteriores», ha declarado la Dra. Juliet Gray, nutricionista del Reino Unido.

«Todos los principales organismos asesores de corazón y salud en el Reino Unido ahora coinciden en que el colesterol en los huevos no tiene ningún efecto significativo sobre el riesgo de enfermedades cardíacas, como lo demuestran las investigaciones más recientes en esta área.  El pequeño número de estudios que muestran resultados contradictorios ha tendido a utilizar datos retrospectivos más antiguos, de países de ingresos más altos, lo que hace más probable que el consumo de huevos esté asociado con una dieta poco saludable y otros factores asociados con la riqueza que son a su vez factores de riesgo de enfermedades del corazón».

En el último estudio, investigadores del Population Health Research Institute (PHRI), Universidad McMaster(Canadá), analizaron los resultados de tres estudios internacionales a largo plazo que incluyeron datos de 177.000 personas en 50 países, para evaluar la asociación consumo de huevos con lípidos en la sangre, enfermedades cardiovasculares  y mortalidad en poblaciones de países de ingresos bajos, medios y altos.

Un nuevo megaestudio con 177.000 personas confirma que el consumo de huevos no está relacionado con el riesgo cardíaco.Más de 146.000 de los individuos estudiados procedían de 21 países en el estudio de Epidemiología Rural Urbana Prospectiva (PURE), donde el consumo de huevos se registró utilizando cuestionarios de frecuencia alimentaria específicos para cada país.  También se investigaron otros 31.544 pacientes con enfermedad vascular en dos estudios prospectivos multinacionales (ONTARGET y TRANSCEND).

En el estudio PURE, después de excluir a las personas con antecedentes de enfermedades cardiovasculares, el mayor consumo de huevos (7 huevos a la semana o más) no tenía una correlación significativa con mayor presencia de lípidos en la sangre, mortalidad total o riesgo cardiovascular importante.  Se observaron resultados similares en los otros dos estudios.

 

Los investigadores concluyeron:

«En tres grandes estudios prospectivos internacionales que incluyeron más de 177.000 individuos, 12.701 muertes y 13.658 incidentes cardiovasculares de 50 países en seis continentes, no encontramos asociaciones significativas entre la ingesta de huevos  y la presencia de lípidos en sangre o mayor número de incidentes cardiovasculares. «

 

Los autores del estudio del Population Health Research Institute (PHRI), Universidad McMaster(Canadá), concluyen que la evidencia contradictoria de estudios antiguos sobre el impacto de los huevos en las enfermedades se basaba en gran medida en estudios realizados en países de ingresos altos con dietas poco saludables.

Fuente: avicultura.com/

 

dha

Así como los huesos necesitan calcio para estar fuertes, el DHA es vital para preservar las capacidade.

 

Los ácidos grasos omega 3 tienen funciones importantes para el cerebro, ya que forman sus membranas celulares. Uno de estos omega 3, conocido por la sigla DHA (docosahexaenoico) se almacena en la corteza cerebral y en la retina, por eso tiene un rol relevante en la actividad cerebral y la comunicación de las neuronas. En consecuencia, se relaciona con una mayor capacidad de aprendizaje y de memoria.

«También se lo relaciona con la tolerancia al estrés, a la fatiga intelectual. En los adultos mayores, retrasa el deterioro cognitivo», remarca el doctor Alejandro Andersson (MN: 65.836), médico neurólogo. «El ser humano no ‘fabrica’ el DHA por lo que debemos incorporarlo desde los alimentos», señala el especialista. La recomendación sería comer como mínimo dos veces a la semana: atún, jurel, salmón y sardina. En general este consumo, por distintos motivos, es insuficiente, lo que se traduce en un déficit de DHA en nuestro organismo. Dado este bajo consumo, lo sugerido, señala el doctor Andersson, es nutrirse de este ácido graso a través de la suplementación-

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), enumeró los beneficios de un consumo habitual de ácidos grasos polinsaturados como el DHA:

1. Armoniza la presión arterial y los latidos cardíacos.

2. Mejora en el nivel de triglicéridos.

3. Preserva el interior de los vasos sanguíneos .

4. Influye en el buen desarrollo del cerebro y la retina del bebé en gestación.

5. Reduce el riesgo de Alzheimer.

6. Mejora la concentración.

«Cuando hablamos de la fuente de obtención, siempre mencionamos la de los peces, el aceite de pescado procesado. Lo que se sabe ahora es que la verdadera fuente sustentable van a ser las microalgas«, revela Andersson. Se trata de una fuente más segura que evitaría la contaminación a la que podría exponernos el consumo de pescados con rastros de mercurio, por ejemplo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

cerebrales.

Huevo Mashima Himacol

El Huevo Mashima con sello Himacol® es fuente de OMEGA 3.

Contiene 68mgDHA/100g *

-El ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro.
-El ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales.
-Los ácidos eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA) contribuyen al funcionamiento normal del corazón.

* Analítica realizada por los laboratorios independientes Agrolab Ibérica, S.L.U.

El Huevo Mashima con sello Himacol® es fuente de OMEGA 6.

Contiene 2,30 ácido linoleico /100gr*

-El ácido linoleico contribuye a mantener niveles normales de colesterol en sangre.

* Analítica realizada por los laboratorios independientes Agrolab Ibérica, S.L.U.

Mashima, en su apuesta decidida por la responsabilidad social, solo produce Huevos Himacol® de gallinas criadas en libertad.

– Garantía de bienestar animal (Gallinas Felices)
– Mayor calidad del Huevo
– Mayor sabor y con las yemas más anaranjadas

Sello Himacol ®

El sello Himacol es una marca comercial de Mashima que garantiza que los animales de origen que producen los alimentos funcionales que lo llevan han tenido una dieta bajo el sistema Himacol.
La aplicación del sistema Himacol supone la adición a la alimentación animal de aditivos zootécnicos naturales derivados de la oliva, para conseguir un producto final de valor añadido.
El Promix/Colix, aditivo basado en polifenoles de la oliva, gracias a su alta actividad antioxidante, mejora la calidad final de los huevos y aporta mayor presencia de ácidos grasos polinsaturados, entre los que se encuentran los denominados Omega 3 y Omega6
De este modo, el sello Himacol de Mashima es una marca comercial que garantiza la calidad de los alimentos funcionales presentes en el mercado, alimentos de valor añadidos enriquecidos con Omega 3 y Omega 6.

En este video se expone de forma clara y sintética los beneficios que aporta el ácido graso esencial Omega 6 a nuestro organismo y la importancia de incluirlo en nuestra dieta diaria.

 

Desde Mashima, estamos seguros que os va a gustar

 

https://www.youtube.com/watch?v=LasIJ86O7Co

La empresa cántabra Mashima pone en el mercado una amplia gama de productos elaborados a base de huevo con sello Himacol. Todos ellos son productos congelados y refrigerados, preparados para su consumo inmediato y con las propiedades que otorga que la materia prima de origen, los huevos, hayan sido producidos bajo el sistema Himacol.

De este modo, Mashima lanza al mercado, para su consumo inmediato:

* Huevo Frito Congelado y Huevo Frito Refrigerado.
* Huevo Poché Refrigerado
* Graten de Jamón y Queso Congelado y Gratén de Jamón y Queso Refrigerado
* Pastel de Huevo Dulce Congelado y Pastel de Huevo Dulce Refrigerado
* Surtido de Totillas de 5 sabores Congeladas y Surtido de Totillas de 5 sabores                        Refrigeradas

Todos estos productos están fabricados con Huevos Himacol, lo que garantiza que las gallinas ponedoras han recibido en su dieta aditivos zootécnicos derivados de la oliva, para conseguir huevos de valor añadido. El Promix/Colix, aditivo natural basado en polifenoles de la oliva, gracias a su alta actividad antioxidante, mejora la calidad final de los huevos y aporta mayor presencia de ácidos grasos polinsaturados, entre los que se encuentran los denominados Omega 3 y Omega 6.

De este modo, ésta amplia gama de productos elaborados a base de huevo con sello Himacol, como todos los productos de Mashima, son alimentos funcionales. Son alimentos de valor añadido, con alto contenido en grasas insaturadas, enriquecidos con Omega 3 y Omega 6, y procedentes de gallinas criadas en libertad.

Productos Elaborados a Base de Huevo Mashima Himacol

Más Información de cada uno de los productos:

Ficha Técnica Huevo Frito Congelado Mashima Himacol (Español)

Ficha Técnica Huevo Poché Refrigerado Mashima Himacol (Español)

Ficha Técnica Gratin Jamón y Queso Congelado Mashima Himacol (Español)

Ficha Técnica Pastel de Huevo Dulce Congelado Mashima Himacol (Español)

Ficha Técnica Surtido de Tortillas Congeladas Mashima Himacol (español)

Oliva Mahima Himacol

¿Qué son los ácidos grasos Omega 3?

Los ácidos grasos omega-3 son una serie de sustancias grasas que tomamos en la dieta, pertenecen al grupo de los ácidos grasos poliinsaturados, y están relacionadas con el ácido alfa-linolénico.Éste es un ácido graso de los llamados “esenciales” porque nuestro organismo es incapaz de fabricarlo, y tiene que ser tomado con el alimento.

Los ácidos grasos omega-3 están implicados no sólo en la maduración y el crecimiento cerebral y retiniano del niño (por eso la leche materna lleva estos ácidos grasos), sino que intervienen en los procesos de inflamación, coagulación, presión arterial, órganos reproductivos y metabolismo graso.

¿Qué beneficios aportan a la salud cardiovascular?

El consumo en la alimentación de ácidos grasos esenciales, los omega-3 y los omega-6, en un adecuado equilibrio y cantidad contribuye a estabilizar el metabolismo de las grasas en el organismo, así como interviene en otros muchos procesos orgánicos.
Gracias a ellos, el metabolismo de las grasas (concretamente del colesterol) su cantidad y su transporte se corrigen particularmente, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Intervienen en la reducción del colesterol transportado en lipoproteínas de baja densidad (sobre todo las partículas más pequeñas y densas, y de mayor peligro, el “colesterol malo” o LDL), y facilitan el aumento de las lipoproteínas de alta densidad (el “colesterol bueno” o HDL) que limpia las arterias en vez de deteriorarlas.
Tienen, además, un papel en el funcionamiento normal del endotelio (el tapizado interior de las arterias del organismo) en cuyo seno se producen las lesiones de la arteriosclerosis.

¿Qué son los ácidos omega-6?

Otros de los ácidos grasos esenciales son los llamados omega-6, que son derivados del ácido linoléico. Tienen importancia porque también son necesarios para nuestro organismo (que, además, no los puede sintetizar) y aparecen junto a los omega-3.